miércoles, 23 de febrero de 2011

Crisis del siglo XIV y consecuencias


CRISIS DEL SIGLO XVI
Los historiadores reconocen que la crisis del siglo XIV fue un factor determinante para explicar la transición de la Edad Media a la Época Moderna.
Los últimos siglos de la Edad Media (XII y XII) habían sido en Europa de mayor paz interna, de crecimiento económico y aumento de la población, pero, en el siglo XIV, esa situación entró en crisis. La población crecía más rápido que la producción y faltaban alimentos. Muchos campesinos se endeudaron y los nobles aumentaron los impuestos.
Entre 1315 y 1320, el frío y las malas cosechas hicieron aparecer el hambre y las epidemias. La peste negra se difundió desde Oriente por toda Europa matando a la tercera parte de la población (uno de cada tres europeos murió). Muchos campesinos huyeron de los campos y la tierra dejó de ser trabajada.
Las ciudades se superpoblaron con campesinos hambrientos que sobrevivían gracias a la limosna. Las malas condiciones de higiene (sin agua corriente ni saneamiento) favorecieron la expansión de la peste. El comercio decayó notablemente.


CONSECUENCIAS DE LA CRISIS

Consecuencias sociales
NOBLEZA
El sector más perjudicado. Perdió muchos integrantes importantes, se empobreció porque sus tierras producían menos: PERDIÓ PODER
BURGUESÍA
El sector menos perjudicado aunque sintió el peso de la peste en las ciudades, pero no se vio tan afectado por el hambre ya que no dependían directamente de la tierra: CRECE SU PODER ECONÓMICO
CAMPESINOS
Padecieron hambre y peste. Muchos aprovecharon a liberarse de sus amos huyendo a la ciudad. Aumentó el número de campesinos libres en Europa Occidental.




14 comentarios: